F*ck Love – Tarryn Fisher (2016)

¿Puede un sueño cambiar tus sentimientos?

Irreverente, romántico y reflexivo…

25828204

 

Si te han dicho hasta el cansancio: no juzgues un libro por su portada, esta es una excelente prueba de por qué, a veces, sí es bueno hacerlo.

Una portada dramática y visualmente atractiva esconde dentro de sus páginas una de las historias románticas más reales que he leído. Sí, todos amamos a Jane Austen (cuando menos, yo, ¡la adoro!), pero el amor callado e idealista no tiene cabida aquí.

Inicia la historia con un sueño. Un sueño mundano, realista y que va completamente contra todo lo que Helena, nuestra protagonista, quiere. Al principio.

En él, Kit le muestra su futura vida con él.  Una familiar, cotidiana y amorosa vida, en la que Helena adora a Kit y a sus dos hijos.

¿El problema? En la vida real Kit existe y es el novio de su amiga. Menudo detalle. Cuando despierta, Helena se debatirá entre la lealtad hacia su amiga, Della, y los emergentes sentimientos que provocan cambios importantes en su vida.

Poco a poco, Helena va descubriendo que el sueño, profético o no, sembró algo en ella, que no podrá olvidar. Kit, por su parte, ignora todo lo que sucede en Helena, pero crea una relación con ella que oscila entre la amistad y el amor.

Una serie de obstáculos, y bastante serios que son, pondrán a prueba a Helena y a su relación con Kit.

Sin nada más que decir en cuanto a la historia, por que por supuesto que vale la pena descubrirlo por sí mismos, solamente me queda por aplaudir a la talentosa autora Tarryn Fisher. Ha conseguido cautivarme con este libro, justo como lo hizo con el primero de ella que leí, La Oportunista. Lo acabe en un día, y en uno muy ocupado, cabe resaltar. No podría dejarlo. Aprovechaba cada oportunidad para seguir leyendo y definitivamente lo volveré a leer.

 

La casa de las miniaturas (Jessie Burton, 2014)

Header1

 ¿Te imaginas en un matrimonio arreglado, un hogar plagado de secretos?

Intriga, drama y un toque de lo paranormal se complementan perfectamente en esta historia.

Casa de las miniaturas, La_135X220

En una casa rodeada de misterio, Petronella se ve recibida por su nueva familia de manera fría y distante. Su marido, reservado y ausente , intenta compensar sus fallas con un ostentoso regalo: una casa de miniaturas. Una réplica exacta de su hogar, pero sin habitantes aún. Cuando por rebeldía, Nella encarga las miniaturas y éstas comienzan a llegar, revelan secretos que alterarían por completo el futuro que imaginaba.

Marin, su cuñada, es activamente hostil hacia Nella. La razón de su dureza la entenderemos solamente hasta el final del libro.

Conforme nos acercamos al final, los habitantes de la casa van cambiando ante nuestros ojos, se vuelven más reales, entendemos sus motivaciones y los sentimos familia.

Jessie Burton nos introduce en el Amsterdam del siglo XVII de una manera fluida, desde el punto de vista de Petronella. Claramente podemos ver todo desde los ojos de una chica de 18 años, un poco inmadura, aunque con sentido de responsabilidad hacia el casamiento arreglado a un mercader (Johannes) del doble de su edad, en una época donde esto era práctica común.

En lo personal, sólo me hubiera gustado que expandieran un poco más la historia del miniaturista, que queda un poco al aire. Siento que merecíamos una explicación más profunda acerca de sus motivos y conocimientos, aunque de todas formas terminé con un buen sabor de boca y lo recomiendo ampliamente.

De las letras a la pantalla chica

Como dato curioso, la BBC lanzó una miniserie basada en este libro, recibiendo buenas críticas. En México aún no se encuentra disponible, pero apenas esté disponible en alguna plataforma de Streaming (Netflix, Prime, etc.) seguramente valdrá la pena verla. Con la buena producción que siempre tiene la BBC, aunado a la excelente historia que nos cuenta Jessie Burton, tendremos garantizado un buen rato.

the-miniaturist-tv-jessie-burton-bbc-cast

¡Hasta pronto!

Header2

Día 1

He creado este espacio para compartir opiniones y recomendaciones acerca de los libros que se crucen en mi camino.

Mis gustos son variados y no tienen un sentido lógico. Usualmente escojo libros de acuerdo al humor en que me encuentro. Ligeros, si me encuentro estresada. Profundos, si me encuentro reflexiva. Fantasía, si deseo explorar nuevos mundos. Suspenso, si necesito vivir algo emocionante.

Usualmente, si un libro no me atrapa, no me obligo a terminarlo. Si un libro no te evoca sentimiento alguno, no es el momento adecuado para leerlo. Algunos libros son para cerrarse, y volverse a abrir en otro momento de la vida. Otros, solo para cerrarse.

El recuerdo que deja un libro a veces es más importante que el libro en sí.

Adolfo Bioy Casares

Así pues, habrá libros con muy buenas críticas que odiemos. Otros, muy menospreciados que amemos. Y todo radica en el sentimiento que logren despertar en nosotros.

Por aquí seguiré, compartiendo las impresiones que me queden. El sabor de boca que dejen los libros.

¡Hasta pronto!